Lo que quise decir

Estaba chiquita. Toda chiquita y no entendia por que.
Me decian cosas que me dolian tanto, me lastimaban, sentia que se rompia algo muy pronfundo dentro de mi, una injusticia profunda. Mi alma lastimada. Te mire, y no me protegiste. Se supone que era lo que hacias. Dicen que es el rol de un padre. Quiero creer que es lo minimo que hace un padre. Ofrecerte proteccion. Y no lo hiciste por tus miedos.

Estaba chiquita. Y asi que me quede. Mirando el mundo a traves de mis ojos de chiquita, con el alma torzida y un cuerpo inseguro, no di pasos firmes donde debi, y en lugares donde debi haber pisado ligero, patiaba, y me caia. Me decias que no tuviera miedo, aunque dolia tanto caerme. Me acorde de la vez que quemaste mi mano y me echaste la culpa a mi. Una, dos, tres veces antes de admitir que fuiste tu. Antes de pedirme perdon. Pero seguia adelante, a pesar de los miedos. Escuchaba tus palabras mientras ignoraba tus acciones porque me decias, no tengas miedo.

Era extra terrestre. Pensaba que tu me entendias. Empezaste a darte cuenta de lo que no habias hecho, y decidiste empezar hacer. “La gente cambia” aprendi “para lo bueno”. Las relaciones se pueden desarollar, si la gente quiere. Eramos dos dentro de un chevere cinco, eramos varios dos, eramos tambien tres. Entre mas desarollados los que estuvieran en dos, mas desarrolados los cinco. Lo que hice fue enfrentar a mi miedo.

Era chiquita otra vez…Ya no hay cinco, ni dos. Ni uno, por que tampoco estas tu. Ni yo. Por que…Tuviste miedo. Por que tus miedos me enseñaron a mi, y yo aprendi pero tu no. Porque tus miedos me hablaron a mi y yo escuche pero tu no. Porque a travez del miedo te perdi a ti y quise ver mejor pero tu no. Porque tu miedo fue mas grande que tu amor. Tu ignorancia. Auto engaño. “La gente cambia” tambien aprendi “para lo malo”. Las relaciones pueden no desarollar, si la gente no quiere. Eramos cero.

Soy enorme. Y me doy cuenta lo enorme que fui todo este tiempo, pero lo chiquita que me habia sentido por el miedo. Tu y tus miedos duelen. Si el mundo fuera justo, y tu amor verdadero, fuerte, y capaz, la lengua caliente y odiosa de mi ira estaria aplacada
por la compasion de tu amor incondicional. No dabas pasos firmes donde debiste, y cuando se necesitaba paso suave, el tuyo era inexistente, lo que me enseñaste, fue miedo.

Tu falla estupenda, no sera la mia.

Yo se, yo se, yo se, yo se, que todo esto pasara.
Pero como duele, duele, duele, duele.
Como lloro, lloro, lloro, lloro.

Por que no pudiste conmigo?
Por que me dejaste?
Por que eres tan cobarde?
Tan incapaz?
Tan ignorante?

Mi proxima historia de amor, sera de amor propio, para sanar el miedo que dejaste atras.

Advertisements

What do you think?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s